Manejo de crisis

Manejo de crisisUna empresa transportadora de petróleo tiene establecido por procedimientos dentro de su Sistema de Gestión Integral, cómo actuar ante emergencias y crisis de cualquier tipo: derrame de petróleo, rotura del oleoducto, accidentes en ruta, etc. El manejo de crisis ante una pérdida de petróleo es de suma importancia ya que pueden entrar en juego vidas humanas, recursos naturales, instalaciones, etc. además de tener un impacto económico importante. Muchos grupos de interés se ponen en alerta ante este tipo de eventos e incluso se hacen presentes en el lugar de los hechos: organismos regulatorios nacionales, autoridades locales, la prensa, bomberos, policías, etc. Desde la empresa todos los sectores desde su especialidad deben responder de manera inmediata y altamente coordinada: para el manejo de la crisis el “Grupo de Respuesta” se pone en funcionamiento supervisados por su Jefe desde el “Centro de Control” y por el Supervisor de la zona donde ocurrió la contingencia. Todos se movilizan: los de seguridad, medio ambiente, los especialistas técnicos, los de recursos humanos, etc. nadie queda ajeno y todos tienen establecido qué tienen que hacer. Todo está documentado y cuando se practica por medio de simulaciones todo funciona bastante bien, pero cuando las crisis son reales, antes las altas presiones de todas las partes, quedan muchos aspectos por mejorar. Ante los problemas y como estos se concentraban en el lugar de la crisis, se pensó que los Supervisores locales “fallaban en el liderazgo” de la situación.
La “Solución” rápida encontrada por la empresa fue capacitar a los Supervisores locales en Liderazgo. Habiendo sido convocado TecnoBiz para dar un curso de liderazgo, solicitamos todos los informes de las crisis para relevar las necesidades de capacitación de los Supervisores, a partir de su actuación real durante las contingencias. De la investigación realizada: estudio de los informes y entrevistas mantenidas con los distintos miembros del Grupo de Respuesta se hizo evidente algo que supusimos desde un comienzo, que las dificultades surgían más del funcionamiento del conjunto que de la actuación de una de sus partes y que trabajar con una de ellas no resolvería el manejo de crisis.
Solución real: diseñamos una jornada de trabajo con todo el Grupo de Respuesta y con quienes les dan soporte (“todo el sistema”). Por medio de métodos participativos y visuales reconstruimos en una gran muralla el procedimiento de respuesta real ante una crisis, resaltamos las dificultades que surgían en la realidad y acordamos las maneras de superarlas. A cada participante se le hizo evidente cómo podía mejorar su contribución para un funcionamiento superior del trabajo en equipo, lo cual se implementó en la siguiente rotura del oleoducto provocada por la moto excavadora de un tercero. El trabajo en equipo fue muy superior lográndose un manejo de crisis muy superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *